Select Page

Muchas cosas en la vida toman tiempo – ahorrar dinero para comprar un apartamento, preparar una torta (ñommm una torta), crecer el cabello, etc.

Otra cosa muy importante (la cuál muchos olvidamos) es que progresar toma tiempo, y mucho. Es poco probable que construyas ese cuerpo que deseas en cuestión de días, semanas o incluso meses. Si te soy honesta, es algo que te tomará años.

Porque en realidad, si fuese cuestión de ir al gimnasio por un par de semanas, entonces todos iríamos al gimnasio unos cuantos días y nos veríamos exactamente como quisiéramos, ¿cierto?

No te creas el cuento de que un entrenamiento de un mes o entrenar sólo un par de semanas te ayudará a conseguir ese cuerpo que sueñas. Simplemente no va a suceder.

Ahora, no te digo esto para asustarte. Te lo digo para animarte, para que te comprometas, pero de verdad.

Y lo mejor de todo, es que para lograr tu objetivo no necesitas seguir una dieta estricta. No necesitas comer pollo, arroz integral y brócoli cada 3 horas en cantidades mínimas. De ninguna manera.

Hace mucho tiempo, yo decidí seguir un estilo de vida mucho más flexible. Desde entonces, me siento mucho más saludable (tanto mentalmente como físicamente) y sumamente feliz. Mi estilo de vida no me amarga la vida ni me consume. Es agradable, manejable y sostenible.

Dale tiempo a las cosas. No renuncies a un programa o plan después de 3 semanas sólo porque no has visto los cambios que deseas ver. Como ya te dije anteriormente, te va a tomar más tiempo que eso. No conozco a nadie que haya agregado 30kg a su 1RM squat en 3 semanas. Tampoco conozco a alguien que haya perdido 10kg en 3 semanas y tenga los abdominales súper marcados y se quede así para toda la vida.

Tú progreso nunca será una línea recta, y eso es algo que debes tener muy claro. Esto aplica para muchísimas cosas relacionadas con el fitness, pero particularmente si tu meta es perder peso. Tus resultados dependen de tú consistencia y perseverancia.

Si no estás satisfecho con tus resultados, pregúntate a ti mismo lo consistente que has sido. Se honesto contigo mismo. Si realmente deseas lograr tu objetivo, debes ser consistente y disciplinado.

Si se te hace difícil cumplir tus objetivos te recomiendo que te establezcas metas más pequeñas y específicas. Pequeñas metas = grandes logros. Haz entrenamientos que disfrutes. Consume alimentos que de verdad te gusten.

Puede que tus resultados estén tardando en llegar, pero si renuncias, ahí sí es verdad que esos resultados que tanto quieres nunca llegarán.

Sigue adelante!

-Katherine V.